El precio de una acción no lo dice todo

El precio que tiene una acción en la bolsa normalmente es visto como el valor de la acción, o de la empresa, en el mercado.

No hay nada más erróneo que esto.

El precio de una acción resulta ser bastante arbitrario, colocado por las empresas para satisfacer necesidades muy particulares internas. Sin embargo muchas personas piensan que el precio de la acción lo dice todo.

Las empresas pueden hacer modificaciones a la cantidad de acciones que tienen en cualquier momento, se pueden unir a otras empresas y definir un número de acciones diferentes, entre otras cosas, y esto cambia inmediatamente el precio de la acción, sin necesariamente cambiar el valor de la compañía.

Si un día por ejemplo compras una acción a un dólar, te olvidas por mes es de ella, y vuelves a verla luego de mucho tiempo en $15, lo más probable es que creas que te hiciste millonario. Pero en la mayoría de las situaciones la empresa hacer alguna maniobra financiera para cambiar el número de acciones llevando la acción de un dólar a 10, 15, o $20.

Ese entonces, cuando revisas tu cuenta de broker aje, que te das cuenta que el dinero que invertiste a un dólar, por ejemplo $2000 de inversión, sigue valiendo los mismos $2000 o menos, a pesar de que la acción ahora está en $15.

Suena ilógico, y es difícil de entender para la mayoría de la gente. El precio de la acción no reflejan necesariamente el valor de la compañía, y puede ser modificado en cualquier momento.

Es por esto que al invertir, es mejor que te familiarices con el valor de la compañía. El valor de la compañía no es más que el precio de la acción multiplicado por el número de acciones. Esto te da cuánto vale la compañía en la cual estás invirtiendo, por ejemplo 100 millones de dólares.

Entonces, no importa si la acción está en uno 10, 15, 20, cuando revises el valor de la compañía, si comprastes a 100 millones de dólares, y ahora la compañía vale 150 millones de dólares, entonces te has ganado el 50% de tu inversión.

Comienza a ver lo de esta manera con las empresas que más te gustan, y verás como el valor de la compañía es lo que realmente importa al invertir.